PULÓN Y VORENO

Por Kuratti - 12 de Enero, 2006, 20:33, Categoría: Urbs Roma

      Últimamente, no son pocos los amigüitos que me preguntan por la historicidad de la trama de esa milagrosa joya televisiva llamada ROMA, esa serie que algunos habíamos soñado y que de pronto ha aparecido antes nosotros como un extraño ente lacerado por la vergonzosa carroña publicitaria del Ciudadano Polanco y su señora madre (tirad de burrito o pasad por caja: no perdáis más el tiempo con la cosa cuadrangular). El asunto más candente no es la soberbia recreación del conflicto civil y de la revolución cesariana, sino la cuestión de los dos soldado, Pulón y Voreno (Pullo el primero, sin transcripción, a la latina, en el doblaje español de la serie), que crean una trama subterránea y paralela a los hechos historicos que tan formidablemente se retratan. El anzuelo del vulgo, diríase. Pues bien, los personajes son históricos y aparecen retratados con precisión magistral en la 'Guerra de las Galias' (V, 44, sólo en ese capítulo). Aquí os planto el texto y ahora os comento algo:

       Erant in ea legione fortissimi viri centuriones qui iam primis ordinibus adpropinquarent, Titus Pullo et Lucius Vorenus. hi perpetuas inter se controversias habebant, uter alteri anteferretur, omnibusque annis de loco summis simultatibus contendebant. ex his Pullo, cum acerrime ad munitiones pugnaretur, 'quid dubitas' inquit 'Vorene? aut quem locum tuae probandae virtutis exspectas? hic dies de nostris controversiis iudicabit.' haec cum dixisset, procedit extra munitiones quaque hostium pars confertissima est visa, inrumpit. ne Vorenus quidem sese tum vallo continet, sed omnium veritus existimationem subsequitur. mediocri spatio relicto Pullo pilum in hostes inmittit atque unum ex multitudine procurrentem traicit. quo percusso exanimatoque hunc scutis protegunt hostes, in illum universi tela coniciunt neque dant progrediendi facultatem. transfigitur scutum Pulloni et verutum in balteo defigitur. avertit hic casus vaginam et gladium educere conanti dextram moratur manum impeditumque hostes circumsistunt. succurrit inimicus  illi Vorenus et laboranti subvenit. ad hunc se confestim a Pullone omnis multitudo convertit; illum veruto transfixum arbitrantur. Vorenus gladio rem comminus gerit atque uno interfecto reliquos paulum propellit; dum cupidius instat, in locum inferiorem deiectus concidit. huic rursus circumvento subsidium fert Pullo, atque ambo incolumes compluribus interfectis summa cum laude intra munitiones se recipiunt. sic fortuna in contentione et certamine utrumque versavit, ut alter alteri inimicus auxilio salutique esset neque diiudicari posset, uter utri virtute anteferendus videretur.

           "Había en esta legión unos centuriones, hombres fuertes en extremo, que ya se acercaban al grado principal, Tito Pulón y Lucio Voreno. Tenían constantes disputas entre sí, si uno aventajaba al otro, y año tras año competían con la mayor rivalidad. De estos, Pulón, luchando con gran vehemencia junto a las trincheras, dijo, "¿Por qué dudas, Voreno? ¿Qué oportunidad esperas para probar tu valor? Este día será juez de nuestras disputas". Según dijo esto, salió de las trincheras y por el flanco de los enemigos que le pareció más denso irrumpió. Voreno ni por un instante se queda en la empalizada, sino que sale detrás temeroso de lo que piensen los demás. Tras dejar un pequeño espacio, Pulón arroja su lanza contra los enemigos y atraviesa a uno que salía de la muchedumbre. A este, golpeado y exánime, lo protegen los enemigos con sus escudos, se vuelven contra Pulón a una, arrojan flechas y no le dan posibilidad de movimiento. Atraviesan el escudo de Pulón y el dardo se clava en su tahalí. Cosa que gira la vaina y, aunque intenta sacar la espada, su mano derecha se queda atrás y los enemigos le rodean impedido como está. Viene en su ayuda Voreno, su rival, y le presta socorro mientras aquél se afana. Toda la muchedumbre se vuelve de pronto de Pulón a éste; se creen que el dardo lo ha atravesado. Voreno lucha con su espada de cuerpo a cuerpo, y tras matar a uno, aparta a los demás un tanto; mientras aprieta con más vehemencia, es conducido a un lugar más bajo y cae. Una vez rodeado este de nuevo, llega en su ayuda Pulón, y los dos, ilesos, tras acabar con muchos y con la mayor alabanza se retiran a las trincheras. Así la suerte en su disputa y combate actuó para uno y otro de manera que uno rival del otro fueran auxilio y salvación, y no pudiera juzgarse si uno parecía anteceder al otro en valor".

      No salen más en toda la obra. Este episodio parece que se retrata en la primera aparición de los dos personajes en la serie durante el inicio del primer capítulo, pero hay una diferencia, Voreno es centurión, no así Pulón, que es un legionario de su centuria. Es este el que sale y hace frente a los enemigos, los feroces Nervios. Cosa inédita esta de la lucha cuerpo a cuerpo encarnizada en un soldado romano, pues es así que el miles siempre combatía en formación: esto le reprocha Voreno en la serie y por eso sufre castigo. He aquí a un soldado tan lleno de areté como Leónidas. Lo que la serie parece expresar estupendamente a lo largo de todo su transcurso es el conflicto entre camaradería y rivalidad, supeditado a una históricamente inexistente subordinación de grado, pero en esencia tan moralmente elevado como los augurios que recibe César en el templo de Júpiter Óptimo Máximo.


Permalink ~ Comentarios (1) ~ Comentar | Referencias (0)

El Blog

Calendario

<<   Enero 2006  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog