28 de Diciembre, 2005

DOMUS AUREA CLAUSA

Por Kuratti - 28 de Diciembre, 2005, 23:18, Categoría: Urbs Roma

   La Domus Aurea, la legendaria y estrafalaria residencia que Nerón Ahenobarbo se construyó después del incendio del año 64 y se extendía desde el Colle Oppio hasta el Palatino, atravesando los terrenos que ahora ocupa el Anfiteatro Flavio, abrió sus puertas al público después de largas tareas de restauración hace aproximadamente 8 años. Era el momento de pisar la sala octogonal, de unir en un mismo deseo el rumor de cenas triunfales y de delirios faraónicos y trágicos, era el momento de comprender el auténtico espíritu de lo 'grottesco', era el momento de gozar a Fábulo y a Quirón educando a Aquiles. Durante mi primera visita a Roma, el año 99, aquello estaba en su apogeo. Largas colas esperaban para 'fare la prenotazione' que te mandaba a unos días después, a una cita ineludible con una de las ruinas más asombrosas e inspiradoras de la Roma eterna. Mi cita tuvo lugar un caluroso domingo de agosto, después de una noche trepidante por las zonas suburbiales de la periferia romana, en compañía de un buen amigo, Patrizio, que conocí tras una proyección de 'Sed de Mal' de Welles, en el Trastevere,  y nunca más volví a ver. Con cierta pereza de resaca y tras un sueño truncado por viles accesos de tos, fruto de los chestitos y la sequedad del albergue Abruzzi, pisé la Domus Aurea. Lo que se visitaba era sólo una fracción de la misma, aneja a una termas que Trajano construyó en su reurbanización del Quirinal, pero bastaba para hacerse una idea de la deliciosa megalomanía de tan encantador diablo. Salí pasmado. Herido. Estas son las palabras que entonces escribí:

        Ese despojo donde hoy he penetrado se formaba con enormes galerías, anillos forrados de mármol pentélico, oro en las bóvedas, pinturas de Fábulo alumbrando el recuerdo de aquel encuentro maravilloso sobre la torre del palacio de Príamo. Nerón no entendía de propagandas imperiales ni reformas REALES, Nerón sólo atendía a un sueño de grandeza irreparable, una grandeza que de suyo era genuina y que merecía hacer lo que hizo. Por lo menos este Kubla y Kanh, esta Xanadú divagante, grotesco y frío hoy, conmovedoramente inhumano. Y brevemente levantado, hombres atados a la bóveda, ¡ay, Fábulo, quedándote aquí! Conformó este Nerón el altar perfecto para negarnos nuestra sed. Roma sufre pero yo no.

                    AD DOMUM AUREAM

El mármol me atraviesa sin estar
          Terpsícore habla pero me abandona,
        Llena la estancia de lento bienestar,
       Lanza tu piel entre Asís y Sulmona.

           Habla mi hogar con las paredes negras 
  con Aquiles labrando su destino 
        y entre tú y yo despierto corre y cierra
       amamantando sueños de otro vino.

              Has caído en esa trampa, Ahenobarbo,  
          sin saber que sería yo el que vendría,
         atrapando mi enlace, un nuevo trono

                  que sabe de olvidar, no de infiel espasmo,
        cazando a lo lejos, pues parecería
          mi dorada morada puro abandono.

  Todavía tendría tiempo de visitar la Domus Aurea hace un par de años, y esta vez en compañía. La experiencia no fue tan espectacular, sin duda porque ya conocía aquellos parajes y el silencio me había conmovido lo suficiente la primera vez, ocupado como estaba por retener en mi retina cada rincón olvidado, mi propia sombra persiguiendo. Era una extraña premonición de que ocurriría lo que ahora ha pasado. Parece que en Italia no hay dinero para mantener el inmortal silencio de su legado, y el gobierno de Silvio (¡paradoja que se llame así!) se encarga de cicatear el asunto. Se publican fotos de la sala octogonal llena de andamios, goteras, diluvio de visitas y un ministro de cultura pregonando desde su absoluta responsabilidad que o liras o destitución implícita. El Palatino es un queso gruyeré, y si no se pone remedio seremos los últimos privilegiados en contemplar la herencia inmortal de una llama que las vestales se afanan en no dejar de prender para alimentar lo que queda del absoluto. ¿Cuándo podrás entrar en esta cueva?



Permalink ~ Comentar | Referencias (0)

El Blog

Calendario

     Diciembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog