DE LA INSPIRACIÓN

Por Kuratti - 11 de Diciembre, 2005, 13:35, Categoría: Microensayos de la Realidad

     No han sido pocas las veces en las que el amigo Pinwi me instaba a escribir algo, lo que fuera, inmerso en la vorágine fecundante de estos parajes librescos y literatos. Hablamos y hablamos de una sesuda y breve historia del porno malograda, que nunca llegó a dibujarse. Y otras varias, que en la variedad esté el placer, hasta una noche cercana de canícula calurosa en la que tuve que sincerarme ante el amigo Pinwi: me siento como si las musas me hubieran abandonado. Aunque en realidad, mirando ahora hacia atrás (contra el consejo de un viejo amigo), pienso que nunca han estado demasiado de mi lado. Todas las ideas que puedo tener y que pueden cobrar forma de relato, poema, canción, me resultan banales, estúpidas, machacadas, negras…cuando uno le toma demasiado respeto a la escritura sufre, por definición, esta ansiosa, enfermiza vomitera de incapacidad creadora, cuando antes ha sido capaz, al menos en sus sueños, de enarbolar una pluma como su estandarte liberador. ¡Ay, vosotros que empuñáis libremente el pincel que pinta los poemas sin temor alguno a vuestra propia maldición! Vuestra suerte es la tímida ingenuidad y la falta de respeto necesaria para, ahora, contar lo que os sale del fondo de las túrdigas.

            Paradójicamente, llegar a esta triste conclusión me ha permitido decidirme a trazar unas líneas acerca de la misma inspiración que alimenta este vehículo y que permite crear sin freno. Una noción fundamentalmente atada a todo el proceso poético visionario y real.

            Inspiración surge en la raíz misma de los dos poetas más importantes, Homero y Hesíodo, los más importantes porque son los más antiguos. De hecho, Homero se nos presenta como un mero transmisor de las palabras que la musa le susurra a la mente, entendimiento, alma o espíritu, que son lo mismo, desde el mismo arranque de sus dos poemas: "Canta, diosa, la cólera del Pelida", así empieza la Iliada, "Entona, Musa, al varón de multiforme ingenio", así la Odisea. A Hesíodo las Piérides le visitan personalmente en la cima del Helicón y son ellas las que le transmiten la sabiduría necesaria para que el poeta de Ascra pueda enseñarle a su casquivano hermano Perses cómo hay que labrar el campo y los momentos necesarios para ello. Poeta como vehículo de un mensaje extraordinario, fuera de la visión banal.

            Esta idea del poeta transmisor tiene raigambre religiosa en el panteón homérico, pero en esencia vuelve a repetirse, en forma de proceso infinito, a la hora de erigirse en factótum cualquier individuo que ha pretendido simular trascender, elevarse por medio del proceso poético como el Horacio convertido en cisne. Pero no tratemos de engañarnos: en no pocas ocasiones, la inspiración brota de la musa de la constancia, del retorno una y otra vez a las mismas líneas, que urgen reconstruirse como entes vivos, no como gélidas estatuas de esas que por doquier adornan las estancias del presunto renacimiento. Flaubert se desmayo cuando después de interminables repasos a su Madame Bovary, se encontró con una indeseable rima interna en la primera página de la obra. El poema más estúpido es ese que has escrito encerrado en el desengaño o el desaire, que parece que se dispara desde el carril de tu musa, y es una puta bazofia.

            ¿De verdad creéis que Baudelaire lanzó su Spleen poseído por la visión? La visión es el efecto que produce el dolor poético, los poetas visionarios no existen, la inspiración no produce la visión. Si escribes poesía no pretendas desahogarte, al menos si alguien te va a leer. A joderse, la Radio Etiopía se jodió por culpa de Radio Troya, no hables tan mal como escribes. La inspiración no existe, amiguetes. Sólo existe el trabajo. Y la visión, la visión está podrida. Las musas sólo están en las preciosas salas del Museo Vaticano. Y no hacen música, son gélidas estatuas que ni por asomo reclaman en su ser la audacia creativa de las salvajes Amazonas del Artemisión.

                                                                                                 Antonio Curado

RECUPERO ESTE BREVE ENSAYO QUE ESCRIBÍ HACE UNOS AÑOS PARA LA REVISTA UTRERANA 'CABARET VOLTAIRE': ESPERO QUE OS GUSTE. CREO QUE MANTIENE SU VIGENCIA

Permalink ~ Comentarios (1) ~ Comentar | Referencias (0)

El Blog

Calendario

     Diciembre 2005  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog